LA EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑO

evaluacionEs fundamental que los empleados valoren su participación dentro de todo el proceso productivo de la empresa. Si se logra que visualicen la relación entre su desempeño y los resultados de la empresa se logrará una mayor implicación de la plantilla.

La evaluación del desempeño se utiliza para medir el rendimiento de los trabajadores, con esta información, después se podrán alinear los objetivos del personal con los de la empresa y acompasar los logros del empleado con los de la organización.

Esta herramienta permite analizar y valorar las competencias de cada empleado de cara a desarrollar su posible plan de carrera.  Además, el empleado puede obtener por parte de la empresa, una respuesta de cómo valora ésta su desempeño. En ocasiones, la falta de comunicación o la mala calidad de ésta, puede hacer que el empleado crea que está realizando satisfactoriamente su trabajo mientras que la sensación de sus responsables es que no lo está haciendo del todo bien.

A través de la evaluación del desempeño se pueden detectar deficiencias formativas de los propios empleados e incluso defectos técnicos de las herramientas o maquinaria empleada en el proceso productivo. A través de la herramienta de evaluación se deben poner de manifiesto con la intención de suplir estas carencias para mejorar el proceso productivo.

Los encargados de la evaluación del desempeño tendrán que definir claramente los objetivos a conseguir por el empleado. Una lista de objetivos poco claros, difícilmente medibles o excesivamente pretenciosos lograrán el efecto contrario al deseado y desmotivarán a los trabajadores al sentir que o bien, por mucho que se esfuercen no podrán lograrlos o que aún lográndolos, dependerá de la valoración subjetiva del evaluador que se consideren alcanzados o no. Es imprescindible que se fijen pautas y plazos para su consecución. Un objetivo bien definido debe motivar. Debe considerarse un reto, un desafió.

Dentro de la organización, podrán ser evaluadores del desempeño desde los clientes atendidos por los empleados, hasta los directores de departamento, pasando por supervisores directos e incluso los propios compañeros. Del mismo modo, todos los empleados pueden ser evaluados, los propios subordinados pueden evaluar el desempeño de sus responsables en la organización. Para cada caso, habrá que definir los roles a desempeñar por cada uno de los componentes de la organización implicados en el proceso de evaluación del desempeño.

Desarrollar una buena herramienta de evaluación del desempeño es una tarea difícil y que precisará de la colaboración de todos los miembros de la organización. En ocasiones, de los resultados de la evaluación del rendimiento se derivan compensaciones económicas, es muy importante que hasta que la empresa no esté completamente segura de la calidad de la herramienta que ha diseñado sea prudente con los premios o gratificaciones que se deriven de la evaluación. Otorgar un premio cuando no se es merecedor del mismo, puede producir problemas entre compañeros e incluso un conflicto con el mismo empleado si un año se le asigna y al siguiente no al haberse reajustado las metas que en un principio no se fijaron bien.

Anuncios

Acerca de Ana María Leiva

Profesional de las Relaciones Laborales y los Recursos Humanos

Publicado el 16 agosto, 2014 en Artículos, Recursos Humanos, Relaciones Laborales y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: